Ahora que lo pienso, con la cantidad de magníficos sitios o perfiles en redes sociales que habitan en internet y que comparten línea editorial, quizás haya sido un poco arriesgado echar a rodar El Redoblante. Un blog, sin lectores, pierde automáticamente su significado y hay mucha oferta. Ójala este espacio obtenga una buena acogida, está hecho con el corazón. Al fin y al cabo, uno escribe para que lo lean, lógicamente.

No obstante y a pesar de llevar en esto del bloguerío (con otros proyectos) más de una década, servidor sentía la necesidad de escribir específicamente sobre la batería, ese instrumento que me ha ocupado más de media vida. Y para muchos de vosotros, incluso más, ¿verdad?.

Por eso El Redoblante alimenta ese ansia por hablar y difundir sobre baterístas, tambores y platos, parches, baquetas y hierros, que me aprieta las entrañas desde hace algún tiempo. A ver si lo consigo.

Mientras tanto, os pongo un video de Elvin Jones y Art Blakey partiéndose el alma en cada golpe, es sencillamente alucinante y seguro que a más de uno (si no lo habeis visto ya) os pondrá la carne de gallina. Le da un tremendo significado a todo esto que os acabo de contar. Un par de buenas razones.

¡Feliz fin de semana!.

error: Contenido no disponible