El pasado 26 de marzo se cumplieron trece años del triste fallecimiento del batería Randy Castillo ( Ozzy Osbourne, Lita Ford, Motley Crue, … ) tras una dura batalla contra el cáncer. Murió muy joven, a los 51 años de edad.

Randy sigue siendo uno de mis bateristas favoritos y no solamente por la mera anécdota de compartir con él nombre y segundo apellido ( en realidad se llamaba Randolpho Francisco Castillo ) e instrumento, si no por haber tocado en algunos de los discos más grandes de la historia del Rock, como por ejemplo los imprescindibles ‘Ultimate Sin’ y ‘No Rest For The Wicked‘ de Ozzy Osbourne ( aunque hay muchos más, los podeis consultar aquí ).

Tenía un estilo muy característico a los tambores, un toque muy personal que lo convertía en un músico diferente, en algo especial. Su ausencia, como la de tantos otros que perdieron la vida a manos de esta terrible enfermedad, continúa haciendo mella entre todos los que apreciamos su música y su talento.

No soy muy amigo de utilizar el blog para publicar efemérides, pero no podía dejar pasar la ocasión de rendir un pequeño y cariñoso homenaje a la figura de Randy Castillo, un titán del Hard Rock mundial pero sobre todo, una buena persona.

Por cierto, recientemente se ha estrenado un documental sobre la vida de Randy, cuyo titulo es ‘The Life, Blood and Rhythm of Randy Castillo’. La cinta promete ser todo un acontecimiento para los seguidores del músico y ya la estoy esperando ansioso. Narrada por Lita Ford, la película presenta entrevistas con diferentes estrellas del rock, imágenes de conciertos, películas caseras, making of, etc. de este músico más grande que la vida, cuya pasión inquebrantable lo llevó desde el lado equivocado del camino a la cima de las listas de éxitos.

Aquí teneis la web oficial de la película y un pequeño trailer de la misma.