Éste sábado un toro le quitaba la vida a Jorge León Cano, nuestro Canito. Como solía decir Gabriel García Márquez “La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido”, por eso León seguirá viviendo en nuestros corazones, recordándolo como una persona leal, buena, sencilla, amable, alegre,… enamorado de la Semana Santa turolense y su tambor.

Ese tambor que le dió fuerzas y pasión para reunir a la mayoría de tamborileros de España en su famoso grupo de Facebook ‘Tamboricos’. Una persona generosa, cercana y siempre dispuesta a ayudar al prójimo. Lo siento, pero me quedo sin adjetivos que hagan justicia a su memoria, pues ahora mismo ninguno es suficiente.

El mundo del tambor, Teruel y España entera llora tu pérdida, Canito. Gracias por esas conversaciones que guardo como oro en paño, donde me descubrías las excelencias y particularidades de tu artesano más admirado, Don Tomás Gascón. Seguro que ha sido él quién te ha abierto las puertas del cielo esta tarde, de par en par, mientras te observaba tambor en ristre con lágrimas en los ojos, pues no te esperaba tan pronto. En los días de tormenta redoblar bien fuerte ambos, pues estaremos escuchando muy atentos aquí abajo.

Nos queda pendiente esa entrevista que estabas preparando para este humilde espacio. Tu amada Marian fue más rápida, pero claro, tu siempre estábas liado ayudando a los demás, como en ti era costumbre. Amigo, ya me la contestarás allá arriba, cuando nos juntemos a charlar sobre Gascones y a redoblar por toda la eternidad.

Sólo nos queda decirte adiós para toda la vida, aunque toda la vida sigamos pensando en ti.

Descansa en paz, amigo.