Xavier F. Vidal empuja actualmente la maquinaria de Reaktion, banda barcelonesa de Thrash Metal en pleno auge, tras haber hecho lo propio anteriormente en los reconocidos Vivid Remorse. Un tipo forjado a sí mismo y uno de los protagonistas de la nueva ola de Metal que azota la península más allá de nuestras fronteras.

Bienvenido Xavier, ¿a qué edad empezaste a tocar la batería?
Empecé a los 20 años más o menos.

¿Qué te motivó para escoger este instrumento?
Yo tocaba la guitarra en un grupo; hacíamos temas propios y también muchísimas versiones, de bandas como Metallica, Toy Dolls, SA o Ramones. Un día el batería se fue, y me puse a tocar yo. Había aprendido de oídas y no me desagradaba el instrumento, así que probé… y ya me quedé.

¿Cuáles fueron tus principales referencias a la batería en tus comienzos?
Aunque muy denostado, debo decir que fue Lars Ulrich. Cuando me metí a tocar por primera vez estaba muy enganchado al video del concierto de San Diego del Live shit, así que para mí fue una referencia fundamental.

Dinos un batería que todavía no hayas visto en directo y que te gustaría ver.
Me gustaría ver a Bobby Jarzombek y a Uli Kusch. Son de mis baterías favoritos pero nunca los he podido ver. También a Igor Cavalera o a Paul Bostaph. A estos dos sí los he visto, pero siempre en festivales y de lejos… son dos de mis baterías favoritos y me gustaría poder verlos de nuevo para apreciarlos mejor.

¿Qué formación tienes en batería y percusión, técnicamente hablando?
Tras medio aprender de oídas quise perfeccionar, tanto a nivel de técnica como de lectura, así que tuve varios profesores que me ayudaron. No hubo mucha continuidad en cada uno de ellos, pero de todos aprendí un poco.

¿Sigues una rutina continuada de estudio?
Algunos ejercicios especialmente para controlar el tempo, porque uno de mis problemas principales que tuve al inicio es que me iba bastante. El metrónomo y yo no éramos muy amigos, jaja…supongo que el haber aprendido a tocar al ver directos hizo que para mí era algo secundario…me costó mucho corregir este defecto. Así que sobre todo son ejercicios con el metrónomo, algunos de ellos de lectura básica de partituras. También algo de velocidad con el doble bombo.

¿Agarre tradicional o paralelo?… ¿por qué?
Agarre paralelo…empecé con él y ya me he acostumbrado. Creo que es mejor para tocar fuerte, que es como yo toco.

Háblanos de tu kit actual, por favor. ¿Nos puedes detallar qué batería usas, platos, hardware, baquetas, etc. y por qué?
Mi kit actual es una Tama Superstar H.Maple S.Shells FBK. Los toms son de 10 y 12, y flotantes (algo que en principio pensaba que me costaría e incluso dudaba de su estabilidad, pero luego he visto que no hay problema en esto). En el caso del de 10, es algo novedoso para mí, puesto que siempre he usado 12 y 13. Pero me apetecía variar, ya que con una diferencia de dos pulgadas se perciben mejor los redobles, sobre todo si uno es de 10. Antes, con 12 y 13, se quedaba un poco diluido. En cuanto a platos, uso ride de 20, crashes de 16 y 18, china de 18 y splash de 10, pero de varias marcas diferentes. En cuanto a baquetas, unas 5A, aunque la marca me da igual.

¿Qué importancia tiene el apoyo de las marcas para un baterísta?
Supongo que tiene bastante, porque es importante confiar en marcas y modelos ya conocidos. Pero también es cierto que te puede cerrar a descubrir nuevas posibilidades.

Explícanos qué momento o experiencia destacarías por encima de todos, a lo largo de tu carrera, acompañando a otros músicos o en solitario.
El momento que más destacaría fue el último concierto de la gira que dimos en México con mi anterior grupo, Vivid Remorse. Hay el cliché de que el público latinoamericano es muy entregado, y también el cliché de que nadie es profeta en su tierra. Ambas cosas fueron ciertas tras ese concierto en el DF, donde sentí un apoyo y un calor de la gente que nunca había sentido nunca…fue el momento más “rock star” de toda mi carrera, jaja.

… y un disco o concierto del que te sientas especialmente orgulloso?
Estoy muy orgulloso del segundo disco que sacamos con Vivid Remorse, llamado “Down to the wire”, porque pude consolidar mi estilo a la vez que fui autoexigente para mejor técnicamente respecto al primero. También muy orgulloso del primero con Reaktion, “Blackmailed existence”, porque el grupo se creó en condiciones difíciles y fue todo un reto a muchos niveles.

En internet, ¿utilizas las redes sociales?.¿Qué opinión te merecen?
Sí, las utilizo…creo que es un elemento muy interesante tanto de promoción como de contacto con otros músicos, gente de la industria en general y, sobre todo, aficionados. Gracias a las redes sociales hay gente de Japón, Australia, México, Taiwán y otros lugares lejanos que han conocido los grupos en los que he tocado y nos han comprado material. Esto sin las redes sociales hubiera sido imposible.

¿Tu próximo proyecto, idea, aventura, locura…?.
Locuras pocas, jeje…acabo de hacer una gira con Reaktion de 6 fechas por la península ibérica teloneando a los alemanes SDI y ahora toca empezar la pre-producción del nuevo disco, que queremos grabar en primavera del año que viene.

¿Nos hemos dejado algo?…

Nada, poco a añadir. Simplemente destacar que, siendo consciente del papel rítmico del instrumento, creo que es interesante no limitarse solo a “llevar el ritmo”. El batería puede aportar mucho a las canciones, su “carácter” depende de lo que haga, y tienes mil opciones por cada riff de guitarra. Buscar el equilibrio entre poner algo de tu parte y no “comerse” ni destacar mucho es difícil, pero es algo que me gusta. Por eso me gusta componer con el guitarra además de participar en otros aspectos de los temas, incluyendo el escribir las letras. Me gusta que los temas sean “míos”, no limitarme a tocar lo que me digan y como lo digan. Crear una dinámica, hacer buenas transiciones, juntar bien las partes…todo esto es casi un arte.
Muchas gracias por vuestro interés.

Gracias a ti

error: Contenido no disponible