Nuria Pérez Díaz es la Directora de la Banda de Tambores, Bombos y Timbales de la Cofradía del Santo Encuentro de Tudela, fundada por la propia Nuria junto a un grupo de personas cuando apenas contaba con 14 años de edad, en 2015.

Actualmente compatibiliza su responsabilidad en la Banda de Tambores del Santo Encuentro con sus estudios, cursando primero de Bachiller en el Colegio San Francisco Javier de Tudela.

nuria perezBienvenida a El Redoblante, Nuria. Cuéntanos, ¿a qué edad empezaste a tocar el tambor?.
Comencé a tocar el tambor en el año 2012 cuando tenía 10 años, en la Banda de Tambores de la Cofradía de la Oración de Cristo en el Huerto de Tudela, era la Cofradía a la que ha pertenecido mi familia durante más de 40 años.

¿Qué te motivó para escoger este instrumento?.
Tal como he comentado en 2012 entre como uno de los 19 cofrades que fundaron la Banda de la Oración de Cristo en el Huerto de Tudela, como fuimos los primeros miembros de la Banda los más pequeños elegimos el tambor (yo y mi hermano pequeño) y los adultos el bombo (mi padre toca el bombo) y el timbal, fue una elección circunstancial y se ha convertido en el instrumento con el que dar sentido a mi Semana Santa cada año.

¿Cuáles fueron tus principales referencias en el tambor en tus comienzos?.
En Tudela no hay tantas Bandas como en Zaragoza por lo que tener referencias era más complicado en mis inicios, por lo que cuando comencé con el tambor me fije mucho en el primer Director de Banda que tuve, él había sido militar y aprendimos varias marchas militares el primer año, después ya he ido bebiendo de diferentes fuentes aprendiendo toques tanto de la Zona de Aragón como de La Rioja.

¿Perteneces a alguna cofradía o agrupación de tambores?.
En 2015 mi familia dejo la Cofradía de la Oración del Huerto y nos incorporamos a la Cofradía del Santo Encuentro, que es la Cofradía fundada por los Jesuitas de Tudela, El Encuentro estaba pasando una época muy complicada por la pérdida de Cofrades, y como mi padre es antiguo alumno de los Jesuitas y yo estudio en el Colegio, decidimos fundar la Banda del Encuentro como revulsivo para la Cofradía, el primer año solo éramos 9 personas, hoy somos 25 y desde el primer año he tenido la responsabilidad y el orgullo de Dirigir la Banda de Tambores del Encuentro.

No ha sido fácil, dirigir una Banda de Tambores desde los 14 años y además siendo mujer no ha sido un camino fácil, pero lo hemos superado todo juntos.

Dinos un tamboriler@ o agrupación/cofradía que todavía no hayas visto en directo y que te gustaría ver.
Tengo muchísimas ganas de ver en directo a la Banda de Tambores del Descendimiento de Zaragoza, es nuestra Cofradía hermana pues pertenecen a los Jesuitas también y son más de 400 miembros en la Banda, en este 2019 espero poder verles en Zaragoza en alguno de sus Actos.

¿Tienes alguna formación en percusión, técnicamente hablando?.
No tengo formación en percusión, tanto yo a los diez años, como mi hermano con 6 años comenzamos a tocar el tambor y toda nuestra formación es “de oído”, desde hace seis años que tocamos el tambor hemos ido perfeccionando nuestra técnica.

¿Sigues una rutina continuada de estudio o práctica?.
Nuestra rutina en la Banda de Tambores del Encuentro son los ensayos, somos muy machacas (risas), comenzamos a ensayar todos los años en septiembre, y alargamos los ensayos hasta mayo después de Semana Santa, tenemos claro que en tres años y medio hemos avanzado como Banda por el sacrificio y el esfuerzo de todos, yo dirijo la Banda, pero predico con el ejemplo en los ensayos.

Háblanos de tu tambor actual, por favor. ¿Nos puedes detallar qué tambores usas, tipos de palillos, parches, correas etc. y por qué?.
Mi tambor es calandino, es de 38 cms de diámetro, es un tambor de barillas en color oro y plata, me lo compro mi padre en 2012 de segunda mano en una Banda de Mallen, cuando tenía 12 años me pensaba muchísimo, pero hoy en día con 16 años a pesar de que he tenido la oportunidad de cambiarlo no lo cambiaría por nada, mi tambor y yo llevamos juntos 6 años y nunca me ha fallado, uso baquetas de haya por qué son muy ligeras, aunque no lo parezca llevo el mismo parche blanco desde hace seis años y sigue dando guerra, uso correa cruzada es con la que más cómoda toco y desfilo.

¿Qué importancia crees que tiene el tambor, culturalmente hablando?.
Aunque yo soy de Navarra y la tradición no es tan arraigada como en Aragón, Soria o La Rioja, creo que el tambor se remonta a épocas muy antiguas, es parte de nuestra cultura, y en el ámbito de la Semana Santa es además de cultura, tradición que tenemos que seguir impulsando, en nuestra Cofradía del Encuentro, introducir la Banda de Tambores está suponiendo la incorporación de personas muy jóvenes y eso es fundamental para mantener viva la Semana Santa, los jóvenes debemos participar mucho más.

Explícanos qué momento o experiencia destacarías por encima de todos, a lo largo de tu trayectoria como tamborilera, acompañando a otros tambores o en solitario.
En 2017 realice mi primera Exaltación con la Banda del Encuentro como Directora, fue en Pradejón en La Rioja, ese día me temblaban las piernas, todos nos sabíamos el toque de Exaltación, pero estar rodeada de Bandas de Aragón, Soria, La Rioja, etc, con tanta experiencia me impresionó, desde ese día he hecho más de 12 Exaltaciones, una media de 4 por año, pero no puedo olvidar mi primera vez en Pradejon.

¿Tu próximo proyecto, idea, aventura, locura… tamborilera?.
En este año 2019, se cumple el 70º Aniversario de la Fundación de la Cofradía del Encuentro por los Jesuitas, estamos trabajando en un toque especial para todas nuestras Exaltaciones de 2019, Agreda, Ribafrecha, Calatayud, Ejea de los Caballeros y Tudela, hemos fusionado muchos de los sonidos que hemos aprendido en estos años y estamos muy ilusionados por tocarlo en público.

Otro de los Proyectos de este año es una aventura como dices, la Banda de Tambores del Encuentro, estamos ensayando una vez a la Semana con la Banda de Tambores del Hermandad de la Cruz Acuestas de Fitero (Navarra) para ayudarles a consolidar su propia Banda.

¿Nos hemos dejado algo?…
Siempre te dejas algo, pero hemos conversado mucho en esta entrevista, quizás solo añadir que ser miembro de una Banda de Tambores desde tanto joven como me ha ocurrido a mi, supone vivir la Semana Santa de forma especial, la pena es que son muchos meses de ensayos, y se pasa muy pronto la Cuaresma y la Semana Santa……………

Gracias al Redoblante por darme la oportunidad de compartir con tantas personas mi experiencia y mis vivencias.

Gracias a ti, Nuria.

error: Contenido no disponible