Su depurada técnica e inconfundible redoble le han otorgado un merecido puesto entre los mejores tambores del país. Y para mayor orgullo de El Redoblante, la primera mujer (esperamos que la primera de muchas) en ser entrevistada en nuestra web.

Melissa Pedrosa es una reconocida tamborilera de Hellín. Su presencia en las exaltaciones más importantes y diferentes exhibiciones de toque del tambor se ha convertido en algo habitual, siempre inseparable junto a su impresionante tambor. A continuación la conocemos un poco mejor.

melissaBienvenida Melissa, es un placer tenerte en El Redoblante, ¿a qué edad empezaste a tocar el tambor?
A los cuatro o cinco años.

¿Qué te motivó para escoger este instrumento?
El tambor es algo que en Hellín se vive desde que naces, la tamborada forma parte de nuestra tradición en Semana Santa. Me empezó a gustar desde niña, ya que cuando llegaba la cuaresma, mi hermano sacaba los tambores y empezaba a tocar, y yo tocaba junto a él.

¿Cuáles fueron tus principales referencias en el tambor en tus comienzos?.
Mi hermano fue mi primera referencia. Desde pequeño le encantaba el tambor y en cuanto llegaba la cuaresma, que es cuando sacamos los tambores y los preparamos para Semana santa, él empezaba a tocar y yo al escucharlo, me colgaba el tambor y lo seguía. Así aprendí a tocar.

Dinos un tamboriler@ o agrupación/cofradía que todavía no hayas visto en directo y que te gustaría ver.
No sabría decirte alguno ahora mismo, pero siempre me gusta ver y escuchar un buen redoble. Lo que sí te puedo decir es que conozco grandes tamborileros, tanto de Hellín como de los demás pueblos que conforman el consorcio nacional, y me encanta verlos en el acto de Exaltación del Tambor y el Bombo que se realiza cada año, así como tocar con ellos durante esos días. A cualquiera de esos grandes tamborileros es un placer volver a escucharlos. Es de los mejores momentos que vivo en las tamboradas porque intercambiamos nuestros toques típicos y aprendes cosas nuevas.

¿Qué formación tienes en percusión, técnicamente hablando?.
No tengo ninguna formación. Lo aprendí de oído y practicando. Tenemos nuestros toques típicos, tradicionales, que pasan de padres a hijos año tras año durante nuestras tamboradas, así que lo más importante para aprender es tener oído y practicar.

¿Sigues una rutina continuada de estudio o práctica?.
No. Lo que hago es practicar dos o tres días antes de cualquier acto al que me llaman para tocar, como una forma de calentamiento y para coger agilidad en las manos. En cuanto al redoble, cuando empecé a perfeccionar, me fijaba en el toque de algunos tamborileros y lo practicaba para aprenderlo yo también. Me quedo con los sonidos que me gustan, los incorporo y voy variando en mi redoble. Creo que lo importante es transmitir, dejar que las manos expresen ese sentimiento que llevamos dentro todos los que amamos el Tambor, sin perder nuestra esencia, nuestros toques tradicionales.

Háblanos de tu tambor actual, por favor. ¿Nos puedes detallar qué tambores usas, palillos, parches, correa etc. y por qué?.

Mi tambor es de cuarenta centímetros, llevo los aros en dorado, tallados con unos ángeles, un cristo y un corazón. La caja en plata, calada, con el corazón y los siete puñales de la virgen del Dolor. Los tornillos tienen la parte de arriba en forma de palometa y la parte de abajo en forma de copa. Elegí la palometa porque dicen que representa más al tambor hellinero. El parche es de color blanco, de 125 micras, dicen que es más fuerte que el transparente. En los palillos empecé usando unos más ligeros pero después me aconsejaron que cogiera unos que pesaran un poquito más porque rebotan mejor. El cinto del Tambor es un rojo granate, es el que llevamos siempre para cualquier acto oficial.

¿Qué importancia tiene el tambor culturalmente hablando?.
Se puede decir que el Tambor es nuestra seña de identidad, es patrimonio de Hellín. Forma parte de nuestra tradición en Semana Santa con sus dos vertientes, procesiones y tamboradas. Una costumbre ancestral, la del Tambor, que une a hellineros y forasteros en estos días en la expresión de un sentimiento común, y que debido a su gran repercusión fue declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Explícanos qué momento o experiencia destacarías por encima de todos, a lo largo de tu trayectoria como tamborilera, acompañando a otros tambores o en solitario.
Pues tengo varios, como mi primera exaltación que fue en mi pueblo, y fue el inicio de ir representando a Hellín en la exaltación hasta hoy. También la siguiente en Albalate del Arzobispo, ya que fue mi primer redoble en solitario en el escenario, y me emocioné mucho al ver a mis hermanos y amigos animándome desde abajo. El desfile que hicimos en San Fernando para conmemorar el aniversario de la Constitución de Cádiz, y una muestra de nuestros toques en FITUR, Feria Internacional de Turismo en Madrid.

De los más recientes, destacaría nuestra actuación junto con la Unión Musical Santa Cecilia, tocando la marcha “Libertadores” en el pregón de Semana Santa, y mi actuación en el aniversario de la peña Madridista “ La Gran Familia de Hellín” para mostrar nuestros toques típicos, a la que asistió Tomás Roncero y Morales, ex jugador del Real Madrid.

Y como todos los años, tocar el tambor en la Exaltación de cada pueblo y el Miércoles de Ceniza en Hellín, en la presentación de nuestros carteles y revistas de Semana Santa y Tamborada, es de los momentos más especiales y emocionantes que puedo vivir como tamborilera.

En internet, ¿utilizas las redes sociales?.¿Qué opinión te merecen?.
Sí, las utilizo. Pues me gustan para compartir fotos con amigos, impresiones de determinados temas y también porque me mantengo informada sobre noticias o publicaciones de interés. Y en el tema tamborilero me hace estar en contacto con muchos amigos de los que he conocido año tras año en la exaltación.

¿Tu próximo proyecto, idea, aventura, locura…?.
Pues me gusta el tema artístico, la música, bailar, me gustaría aprender a tocar otro instrumento. También me gustaría viajar. Soy muy soñadora, a veces se me pasan por la cabeza muchas cosas. Si alguna de ellas se cumple te lo contaré…

¿Nos hemos dejado algo?…
Pues ahora nos encontramos todos los pueblos tamborileros que conforman el consorcio nacional a la expectativa de que nuestras tamboradas sean declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Sería un gran reconocimiento para nuestras tradiciones, historia, cultura y ese sentimiento que nos une de respeto, alegría, nostalgia, recuerdos y pasión en torno al Tambor.

error: Contenido no disponible