Alberto Iglesias es el responsable del canal en youtube “Drumsticks Sunday”. En sus fenomenales y entretenidos videos éste simpático cántabro nos muestra un par diferente de baquetas cada semana, con la intención de aprender cómo son las singulares características físicas de las baquetas y cómo influyen en el sonido, el “feel” e incluso en la manera en que tocamos. Alberto sube un nuevo video cada domingo, en castellano e inglés, y ésta es su entrevista:

Bienvenido a ‘El Redoblante’ Alberto, ¿a qué edad empezaste a tocar la batería?
Tarde… tardísimo… con 36 añazos! Soy sólo un estudiante novato que le dio por hacer el friki con las baquetas, nada más. Para todos los que piensen que qué leches hace el calvo éste aquí, tranquilos, os comprendo perfectamente… 😉

¿Qué te motivó para escoger este instrumento?.
Sinceramente… no lo sé! De joven (más joven, quiero decir… 🙂 ) quise ser guitarrista, e hice mis pinitos en algunas bandas locales, pero el tema del ritmo siempre me llamó mucho la atención. Con el nacimiento de mis hijos, estuve varios años separado del mundo musical, y cuando llegó el momento de recuperar algo de espacio, me decidí a probar lo que tantas veces me apeteció hacer de chaval. En cuanto conocí el instrumento, fue un auténtico flechazo y ya supe que no había marcha atrás.

¿Cuáles fueron tus principales referencias a la batería en tus comienzos?.
Recuerdo ver un video de Buddy Rich y casi se me salen los ojos de las cuencas, pero era algo tan estratosférico que era puro disfrute más que inspiración. El que de verdad me impactó, tanto por su forma de tocar como por su concepción del instrumento fue Benny Greb.

Dinos un batería que todavía no hayas visto en directo y que te gustaría ver.
Steve Gadd, sin duda.

¿Qué formación tienes en batería y percusión, técnicamente hablando?.
A nivel conservatorio, ninguna. Comencé a estudiar en la academia de música moderna Musiquea en mi ciudad, donde el gran Rodri Irizábal me enseñó el abc del instrumento y fue una grandísima ayuda para aprender no sólo a tocar, sino a ser baterista.

Posteriormente acudí al drumcamp 21drums en Dublín, donde pude estudiar con Mark Guiliana, Mike Johnston y Ash Soan. Y poco después, me fui a otro campamento en Alemania, con el Sr. Benny Greb.

¿Sigues una rutina continuada de estudio?
Sí, y para mí este es un tema fundamental.

Cuando tuve claro que quería estudiar este instrumento, decidí irme a estos cursos internacionales con el principal objetivo de aprender a estudiar, a cómo organizar mi estudio. Habiendo comenzado tan tarde, siempre tengo la sensación de tener mucho tiempo que recuperar, y los bateristas tenemos la suerte de que la mayor parte de nuestros ídolos son super accesibles, así que qué mejor que preguntarles a ellos.

Tras conocerles a todos, me dí cuenta de que la constante en todos lo casos no era un talento innato, sino la disciplina, las horas de estudio y el amor por el instrumento. Con el tema del talento no podía hacer nada, pero el resto estaba en mis manos, así que decidí dedicar dos años de mi vida exclusivamente a la batería.

Para mí, todo se resume en definir unos objetivos personales, establecer un plan de trabajo y sentarte a trabajar hasta conseguirlo. Esos momentos en los que de repente te sale algo que hacer dos meses te parecía inalcanzable, son oro puro. No me interesa lo más mínimo llegar a ningún sitio o ser mejor que nadie, y de hecho, disfruto muchísimo viendo mejorar a los demás. Trato de ser una esponja y aprender de todo el mundo.

A mí personalmente, estructurar el trabajo y hacer un seguimiento de los progresos me ayuda muchísimo a mejorar. Pero creo que cada uno debe buscar el método que le dé mejores resultados. Eso sí, dedicarle tiempo a buscar ese método creo que es muy importante.

¿Agarre tradicional o paralelo?… ¿por qué?
A la primera pregunta mi respuesta es “SÍ”. A la segunda, “¿POR QUÉ NO?”.

No veo ningún motivo para tener que escoger. Yo toco principalmente en agarre paralelo, pero también me gusta mucho el tradicional, y en determinadas situaciones disfruto más con él.

Entiendo perfectamente el discurso de que es más eficiente poner el esfuerzo en un agarre y así aprender más rápido, pero como no tengo prisa por llegar a ningún lado, prefiero disfrutar del camino y explorar ambos agarres.

Háblanos de tu kit actual, por favor. ¿Nos puedes detallar qué batería usas, platos, hardware, baquetas, etc. y por qué?.
En cuanto a los cascos, nunca me han obsesionado demasiado. Unos buenos parches y un poco de cariño pueden hacer maravillas. Sabía que lo que me hacía falta era tocar, así que desde el principio tuve claro que quería algo pequeño y económico, que pudiera cargar fácil en el coche y mover por todo tipo de escenarios sin tener que obsesionarme por arañazos, golpes, etc. Finalmente me decidí por una Sonor Safari Black Sparkle, en medidas 16”-10”-14” que es una auténtica gozada de transportar y de tocar. Cabe en cualquier sitio y cumple su función. Recuerdo que pasé horas con ella probando afinaciones, sonidos, parches, etc. y fue un aprendizaje brutal.

Este año decidí que me apetecía dar un paso más y tener un kit de medidas más “estándar”, así que acabo de estrenar una impresionante Sonor SQ1 negra en medidas 20”-12”-16”. Para qué nos vamos a engañar, a nadie le amarga un dulce…

Hablando de cajas…
– Gretsch Brooklin 14”x6,5”.
– Sonor Signature Benny Greb 13”x5,75”.
– Sonor Safari 14”x5”. Es la que venía con el kit, y me ha resultado una caja de batalla excelente. La tengo afinada alta y la uso sobre todo para tocar con escobillas.

En cuanto a los platos, me encanta el mundo “Dry”. El set que utilizo actualmente es:
– HiHat Meinl Extra-Dry 14”.
– Meinl Extra Dry Thin Crash 19”
– Ride Bosphorus Master Vintage 22”
– Meinl Extra Thin Hammered Crash 20”

Y para terminar, las baquetas… el objetivo es usarlas todas!! Los que me conocen por el canal “Drumsticks Sunday” saben que lo que hago es usar un par diferente cada semana. Tengo que admitir que está siendo una experiencia de aprendizaje brutal, y lo que empezó como un juego, se ha convertido casi en una droga.

¿Qué importancia tiene el apoyo de las marcas para un baterista?.
En mi opinión, debe ser una consecuencia del trabajo realizado, pero jamás un objetivo. No entiendo hacer lo que sea para intentar que tal marca o tal otra se fije en ti, o que te regalen material, o que te lleven a no se qué festival, o que te hagan un RT, FAV, FUCK o lo que sea… Me parece poner el carro antes que los caballos. Un tipo que sabe muchísimo de esto me dijo una vez “Jamás seas endorser de algo que no usarías si no lo fueras”, me parece una regla estupenda.

Creo que es mejor poner el esfuerzo en hacer las cosas bien y disfrutar de lo que haces. Si en el camino llamas la atención de alguna marca que te gusta y te quiere apoyar, pues genial. Y si no, pues sigue disfrutando igualmente.

Por supuesto que tener el respaldo de una marca importante te puede ayudar muchísimo, y especialmente a los profesionales que siempre tienen más imprevistos, necesidades puntuales, etc. Pero sinceramente, hoy en día se pueden hacer montones de cosas y llegar a muchísima gente con muy poco dinero.

Explícanos qué momento o experiencia destacarías por encima de todos, a lo largo de tu carrera, acompañando a otros músicos o en solitario.
Primero, seamos serios, lo que yo tengo no se le puede llamar “carrera” ni de casualidad XD! Hay un momento muy especial para mí, y fue sentarme en la batería en la sala principal de los estudios Grouse Lodge en Irlanda (donde ha grabado gente como Michael Jackson, U2, etc.) ponerme los cascos, levantar la cabeza y ver en el control a Mark Guiliana, Mike Johnston y Ash Soan mirando pendientes de lo que iba a hacer. Era sólo un ejercicio, pero recuerdo temblar tanto que casi no podía agarrar las baquetas y el corazón me iba a mil por hora. No tengo ni idea de lo que toqué, pero poder hacerlo y luego comentarlo con ellos y el resto de mis compañeros fue una experiencia brutal.

… y un disco o concierto del que te sientas especialmente orgulloso?.
Tengo especial cariño a un concierto que tuve con mi banda “14 Cuerdas” como cierre de un festival de swing que se hizo aquí en Santander de la mano de la gente de “Punto Swing”. Fueron más de dos horas y media de concierto, la gente no paraba de bailar y tuvimos que parar casi porque físicamente no podíamos más.

En internet, ¿utilizas las redes sociales?.¿Qué opinión te merecen?.
Sí que las uso, principalmente para temas relacionados con la batería, pero también para estar en contacto con mucha gente que vive lejos. En lo referente a la batería, gracias a ellas he aprendido mucho y he hecho grandes amigos.
Las redes están repletas de recursos y canales con los que aprender (Zebendrums, Drumeo, etc.), y ahora el verdadero trabajo es seleccionar entre toda esa montaña de información para encontrar lo que buscas y lo que necesitas.
Creo que son una herramienta estupenda, aunque con todos sus peligros y oscuridades, pero trato de usar lo que me aporta algo, y lo que no, lo ignoro.

¿Tu próximo proyecto, idea, aventura, locura…?.
Como algunos ya sabrán, tengo una aplicación web DrummerGames (www.drummergames.com), con juegos y ejercicios para practicar y estudiar, que por motivos de trabajo he tenido bastante abandonada. Tengo pendiente hacer la segunda versión, para dar respuesta a todos los comentarios y peticiones recibidas, y espero poder hacerlo durante los próximos meses.

¿Nos hemos dejado algo?…
Yo sólo darte las gracias, Fran! Pero tú, ahora que has leído la entrevista completa, recuerda que estás a tiempo de prenderla fuego y traer a un baterista de verdad!

¡Muchas gracias a ti, crack!

error: Contenido no disponible